Luna de 9 a 5

El musical Desencantada

[COLADO POR CRYSTAL]

Semanas antes de la #FrescolitosWedding, estuve en Nueva York con mi mamá y mi hermana Michèle buscando mi traje de novia.  Natalie y Sofi, con quienes vivimos en París y son como nuestras hermanas, habían planeado como parte de mi despedida de soltera ir a ver el musical Disenchanted, una sátira sobre las quejas maritales de las princesas de Disney. ¡La pasamos increíble! ¡Nos moríamos de la risa!

Para no cansarles el cuento, pasaron los días, me casé, viajé a Venezuela, seguí rumbo a mi luna de miel y, al regresar a Santo Domingo, fui directo a audicionar para Desencantada, la versión local del musical.

¡No me lo podía creer! La productora Theamus, que también produjo Hotel Burlesque y A Very Burlesque Christmas, ambos musicales donde interpreté a Vivienne Ingenue, iba a presentar de manera exclusiva la versión oficial de esta comedia.

IMG_2155

Me tocó interpretar a Rapunzel, una Rapunzel muy peculiar. La versión original del cuento fue escrita por los Hermanos Grimm, y fue una real tragedia –diferente a la versión que vemos en Disney World–. En Desencantada, Rapunzel protesta enérgicamente, con su temperamento alemán, que «Disney World» se ha hecho famoso y rico contando mal su historia, y además no le ha pagado ni un centavo, ¡ni siquiera un colorao!

IMG_2971

El escritor de Disenchanted vino a Santo Domingo a ver nuestra puesta en escena. Yo estaba muy curiosa sobre mi personaje, y desde que tuve la oportunidad, investigué para escuchar a viva voz de los labios de Dennis T. Giacino, quien escribió el guión, y el director del musical, Fiely A. Matias, cuál fue la razón por la que decidieron que Rapunzel fuese interpretada como esta alemana tan ruda.

Ellos me contaron que cuando salió la historia de Rapunzel en Estados Unidos, ¡nunca se había visto una princesa tan mercadeada y comercializada! Su imagen estaba en biberones, Pampers, cuadernos y mochilas, y por eso decidieron que Rapunzel iba ser la única princesa que protesta en medio del espectáculo sobre la forma en que Disney explota a todas las amigas princesas. ¡Que Rapunzel cuente su historia!

FOTOS: FotoRuido